lunes, 25 de abril de 2011

Palermo Al Pacífico (Buenos Aires al Pacífico)



El frente de las bodegas Giol...


Acceso desde estación Palermo

Galpones en lo que fue Palermo Cargas...

Puente peatonal que desde J.B. Justo, hasta la calle Godoy Cruz, cruzaba el predio...



Dependencias, palanca de cambios y tanques de agua de la clásica y austera construcción del FCBAP...


Más de los galpones y dependencias debajo de la vía hacia Palermo, donde funcionan las oficinas de la maldita ALL...


Tanque de agua sobre lavía principal en uso al final de la estación Palermo y lo que quedába para ese entonces de los almacenes del FCBAP con su inscripción...

Cartel de advertencia del FCBAP. Nótese que la sigla BAP ha sido mutilada. Esto ocurrió durante el gobierno de Perón y lo mismo puede apreciarse en todos los carteles que han sobrevivido en la traza urbana...



Vía de egreso del predio, último galpones de la primera hora y restos de la señal de salida...




Hace unas pocas semanas, el predio de las bodegas GIOL fue demolido. El mismo se ubicaba dentro del sitio de lo que fue Palermo cargas del Ferrocarril Buenos Aires Al Pacífico. Ésta se contruyó durante la primera mitad del siglo XX, ya que el ferrocarril transportaba sus vinos con el fin de comercializarlos y distribuirlos en Buenos Aires. En esos momentos, el camión era funcional al tren. En la actualidad, se está construyendo en el predio el polo científico del CONICET. Luego del cierre de Bodegas Giol, la playa ya no tuvo sentido de existencia y su funcionamiento quedó en el olvido, siendo éste el refugio de muchas familias indigentes. Nosotros rescatamos del olvido estas fotografías que tomamos durante Marzo de 2010, cuando las obras ya estaban más que avanzadas. Un recuerdo inmortalizado en fotografías del país que supimos ser...






2 comentarios:

oscar garro dijo...

Muy bueno lo tuyo !! Cuando era chiquito en los años 50' mi padre me llevaba a pasear caminando desde el paso a nivel de Honduras por la playa entre los vagones tanque de vino qu estaban por todas partes. A veces íbamos pegados a las dos vías que estaban al lado de la avenida Juan B. Justo; otras veces íbamos por la playa sur que salía de Empalme Córdoba y aveces íbamos por la vereda de Juan B. Justo para llegar al hermoso puente peatonal, que cruzaba por arriba de toda la playa y bajaba en Godoy Cruz. Eso era lo mejor porque veíamos todos lo trenes. Había siempre una locomotora de vapor chica para hacer las maniobras. Había mucha tranquilidad y se podía andar en paz aunque siempre se sabía que podía haber algún linyera debajo de un vagón abandonado.

oscar garro dijo...

Y no nos olvidemos de los vinoductos que eran caños para llevar el vino que se descargaba de los vagones tanques a través de mangueras que se colocaban en las entradas de los caños ( eran unas cajas cuadradas de cemento de unos 60 cm x 60 cm,con una tapa también de cemento que casi siempre estaba abierta ). Estos caños pasaban por abajo de la avenida Juan B. Justo y salían a las bodegas que estaban entre Juan B. Justo y Humboldt. Estas bodegas estaban entre Honduras y Paraguay donde se embotellaba el vino que venía en los trenes. Había siempre un gran ruido de botellas y mucho olor a vino, lo mismo muchos camiones estacionados para descargar los cajones vacíos y cargar los llenos. Los esqueletos de los vinos eran de hierro así que también eso aumentaba el ruido. Lo mismo pasaba en Paternal. Luego, cuando se terminó con el fraccionamiento en las bodegas ( no sé si fue porque se prohibió o porque las bodegas prefirieron envasarlo en origen en San Juan o Mendoza en forma de tetra-brik o en forma de vino fino) )